Pequeños trucos para las manchas más comunes

Pequeños trucos para las manchas más comunes

Cuando un tejido se mancha lo mejor es intentar limpiarlo inmediatamente, así evitarás que el producto  se incruste en las fibras. Absorbe la mancha con un trapo o algodón, pero no la frotes, y si no es de grasa y la tela se puede lavar, sumérgela en agua templada antes de que se seque. Nunca en agua caliente porque se ‘cuece’ la sustancia creando un cerco permanente.

En una casa con mucho trote de niños y animales, lo mejor es optar, por ejemplo, por unos sofás desengrasantes o tapizados que presenten un tratamiento Teflón que repele las manchas. Con la elección de este tipo de tejidos conseguiremos que los sofás y el resto de nuestras casas conserven un buen aspecto durante mucho tiempo.

Limpiar manchas de sofá

Os detallamos a continuación un tratamiento específico para las manchas más habituales:

Aceite: Rodead la mancha con polvos de talco. Después, id quitándolo desde el borde hacia dentro con triclorotileno.

Barro: Debéis dejarlo secar y a continuación cepillarlo cuidadosamente. Después pasar un trapo humedecido en vinagre para eliminar la sombra.

Bebidas alcohólicas: Para las tapicerías lo mejor es utilizar alcohol que, además de eliminar la mancha, se evapora.

Café: Aclarad la mancha con agua con gas y dejadla secar. Si quedan restos, mezclar vinagre y alcohol a partes iguales y aplicar de nuevo suavemente.

Chocolate: Intenta eliminar lo más posible con una espátula y agua jabonosa. Para los restos, aplica un poco de alcohol.

Fruta: Mezcla agua, detergente y bicarbonato a partes iguales, o agua y amoniaco. Frota y aclara bien.

Pintura: La mayoría de estas manchas no pueden quitarse cuando ya están secas. En pinturas acrílicas, frotar con detergente y agua, y luego con alcohol metílico. En pintura plástica pasar una esponja con aguarrás cuando aún esté fresca.

Tinta: Rodea la mancha con talco para impedir que se extienda y aplicar alcohol en el centro, presionando con un trapo de algodón.

Debemos recordar utilizar siempre agua fría. Además, siempre que podamos, cuando utilicemos productos disolventes o decolorantes, debemos hacer una prueba en un trozo para evitar que se estropee toda la tela.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR